Taking too long? Close loading screen.
Bronceado sin sol

Bronceado sin sol

Sin efectos secundarios, sin contraindicaciones y con resultados visibles prácticamente de forma inmediata. Se trata del «bronceado con caña de azúcar» o DHA. Un sistema sustituto de los rayos UVA.

Pero, ¿en qué consiste este sistema? La DHA (Dihidroxiacetona) es un derivado de la caña de azúcar. Es un principio activo 100% natural y totalmente inocuo para la piel, que se ha venido utilizando desde hace más de 40 años con fines médicos.

Procedimiento:

En primer lugar «es necesario realizar un “peeling” corporal y facial, que nos va a permitir que con posterioridad la aplicación del tratamiento sea homogénea». A continuación, en el centro se procede a una ducha, tanto para retirar los restos del “peeling” como para quitar la grasa corporal excesiva.

El tercer paso es ya con la máquina de bronceado. «Es una especie de pistola aplicadora, como una aspiradora que distribuye el producto de forma uniforme por todo el cuerpo». Y ya está. La única precaución que se debe de tener tras esta aplicación es la de evitar ducharse, sudar, o aplicarse perfumes. Esto se debe a que «durante las tres o cuatro horas posteriores a la aplicación debemos de evitar estar en contacto con cualquier tipo de humedad para que la aplicación sea correcta».

El color permanecerá en nuestro cuerpo durante unos 7-10 días. Si hidratamos la piel mediante algún tipo de crema se conseguirá que el resultado sea incluso menor, «como cuando tomamos el sol en la playa». Además, si a los tres días nos aplicamos una crema autobronceadora «se puede prolongar el efecto del bronceado hasta 14 días».